La vida sana se apodera de las salas de clases